Es hora de asumir nuestra responsabilidad individual, y poner el máximo de atención y empeño, para que nuestro aporte personal a la contaminación atmosférica (que se encuentra detrás del cambio climático

El cambio climático está dejando de ser considerado una hipótesis, para abordarse como un hecho de certeza inquietante. En estos días está siendo de nuevo noticia por las advertencias alarmantes que hacía al respecto el Primer Ministro británico, Toni Blair. Pero el tema no es nuevo. Hace años que se habla de ello, y cada vez hay más evidencias que apuntan en esta dirección. Y como apuntaba el premier británico, no es un fenómeno que se considere para un futuro lejano, sino que es posible que podamos vivirlo (y sufrirlo) en nuestra propia vida.

El cambio climático está en relación directa con el incremento vertiginoso en la atmósfera, que han tenido un conjunto de gases, llamados de efecto invernadero, entre los que destacan el dióxido de carbono, el metano y el óxido nitroso. Estos gases provocan un incremento de la temperatura de la atmósfera cercana a la superficie terrestre, y tienen su origen principalmente en la actividad humana.
Por lo tanto, la única solución factible es reducir la emisión de estos gases de efecto invernadero.

La reducción de emisiones debe ser a escala industrial (lo que están intentando coordinar e impulsar las naciones, con escaso resultado hasta ahora) y a escala individual. Cierto es que son más importantes las primeras, pero no debemos despreciar el efecto que tienen las emisiones provocadas en la vida diaria por cientos de millones de personas.

Es hora de asumir nuestra responsabilidad individual, y poner el máximo de atención y empeño, para que nuestro aporte personal a la contaminación atmosférica (que se encuentra detrás del cambio climático) se reduzca considerablemente.

Para ello basta un poco de formación, información fiable y la decisión de llevarlo a cabo. En el Grupo GEA, como en tantos otros colectivos y organizaciones ecologistas, queremos aportar nuestro grano de arena, y proponemos el siguiente decálogo de acciones individuales para frenar el cambio climático.


1.Reducir el consumo de luz eléctrica en el hogar y el trabajo. Comprueba cómo puedes hacer que el recibo de la luz sea más bajo: bombillas de bajo consumo, apagar aparatos que no se usan, etc.

2.Usar electrodomésticos eficientes. Adquirir electrodomésticos con un nivel A o B de eficiencia energética.

3.Ajustar la calefacción a 18-20º, el aire acondicionado a 25º y el agua caliente a 30-35º.

4.Evitar el “stand-by” de los aparatos. Apagarlos completamente cuando no se usen.

5.Utilizar el transporte público y reducir el uso del coche privado.

6.Vigilar el consumo del coche y conducir de forma suave, poco brusca.

7.Si podemos, emplear energías alternativas para calentar agua, producir electricidad o biocombustibles para los vehículos.

8.Reducir, Reutilizar y Reciclar las basuras domésticas.

9.Ahorrar el consumo de agua, y en general, ajustar el consumo propio de productos manufacturados a las necesidades reales o a un criterio de utilidad.

10.Propagar estos consejos, y sobre todo, construir un proyecto de vida equilibrado, con lo mejor de uno mismo.


Estos consejos no son los únicos que pueden darse, pero todos son válidos y su efecto es inmediato en el medio ambiente y en nuestra economía. Con un poco de atención reduciremos la emisión de gases con efecto invernadero que provocamos con nuestro día a día, sin merma de nuestra calidad de vida.
Por último, aconsejamos acudir a cualquier colectivo ecologista o administración pública para recabar más información al respecto.
El frenar el cambio climático no sólo está en manos de nuestros políticos (que además elegimos nosotros), sino también en nuestras decisiones cotidianas.


NOTA:
Si quieres recibir una sencilla Guía de Buenas Prácticas Ambientales, solicítala a nuestra dirección de correo electrónico o en nuestra sede.

Dirección de contacto:
Manuel Ruiz
Grupo GEA
Obispo González, 11. 23002 Jaén
Tfno 610 74 44 33
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar